¿Cuántas veces te has sentido decaíd@, triste, con dolor o falt@ de energía?  Por culpa del estrés o una enfermedad, nuestra energía se bloquea necesitando volver al equilibrio y a la harmonía para funcionar de nuevo correctamente. Gracias a la Reflexología podal podemos volver a estar al 100%. Descubre qué es y cómo afecta en tu organismo esta terapia milenaria

¿Qué es la Reflexología?

¿Sabías que en los pies se encuentra una representación exacta de todos los órganos que constituyen el cuerpo, teniendo por lo menos, un plexo nervioso capaz de estimular cada órgano o víscera, produciendo bienestar y un buen funcionamiento de todos los órganos con sólo presionarlos debidamente?

Los plexos nerviosos son concentraciones de terminaciones nerviosas interconectadas en determinada zona podal. Cuando son estimuladas correctamente, como hacemos en Postural Clínic,  envían y reciben información de los órganos a los que están conectados. Así, restablecen el funcionamiento correcto del organismo y puedes recuperar tu salud gracias a la Reflexología podal.

 

Breve historia de la Reflexología:

La Reflexología podal es una técnica que se remonta miles de años atrás en la antigua China, Egipto y Estados Unidos. Se han encontrado papiros que datan del 2000 a. C. que explican ya sus beneficios.

Los indios Cherokees, también masajeaban los pies, como símbolo de la parte del cuerpo que nos mantiene en  estrecho contacto con la tierra, para remover las energías y hacer curaciones regeneradoras.

Pero la Reflexología tal y como la estudiamos se la debemos a los estudios de  William Fitzgerald, a principios del s. XXI que observó cómo ejerciendo la correcta presión sobre ciertas zonas de los pies, se producían ciertos efectos en otras partes del cuerpo que se adormecían disminuyendo así su dolor.

Por esta razón, dividió imaginariamente el cuerpo en dos partes longitudinales y sugirió que el cuerpo humano está atravesado por 10 meridianos. Dichos meridianos, 5 en cada parte, son los responsables de poner en contacto ciertas zonas con distintos puntos.

Más tarde, Eunice Ingham, una conocida fisioterapeuta de EEUU desarrolló esta teoría, trazando áreas reflejas en el pie que se corresponden con el cuerpo entero naciendo así la Reflexología podal.

 

¿Quién puede beneficiarse de la Reflexología?

Su práctica está recomendada para todas las edades: Desde bebés -o antes incluso, a las embarazadas- hasta la tercera edad.

Sus beneficios se traducirán distinto en cada etapa de la vida: A los niños los calma, los tranquiliza y ayuda a concentrarse. A los adultos estresados los apacigua y a los que tienen tendencias depresivas, les anima. A nuestros mayores la Reflexología podal les irradia energía y positividad.

Los únicos casos en los que se recomienda tener mucha precaución son:

  • Fiebre alta.
  • Osteoporosis cuadro inferior.
  • Isquemias del corazón (infarto de miocardio, angina de pecho…)
  • Gestaciones de alto riesgo.
  • Infecciones graves.

 

¿Qué tipo de dolencias pueden tratarse con Reflexología podal?

La Reflexología podal está indicada en muchas alteraciones, tanto físicas como psicosomáticas y puede ser muy eficaz contra:

  • Problemas psicológicos como: insomnio, ansiedad, depresión, estrés, angustia, miedos nocturnos, problemas digestivos de origen nervioso, alteraciones de la personalidad…
  • Problemas neurológicos como: vértigos, vahídos, neuralgias en general, jaquecas, cefaleas, mareos…
  • Problemas cardiológicos o arteriales: hipertensión esencial, taquicardias, deficiencias circulatorias, varices, piernas pesadas…
  • Problemas vertebrales, articulares, degenerativos, reumáticos, contracturas musculares.
  • Problemas digestivos: colon espástico o irritable, mala digestión, mala asimilación, mala excreción, hernia de hiato…
  • Problemas motores, sensitivos músculo-esqueléticos o funcionales. Y también: traumatismos, lesiones, contusiones.
  • Problemas del aparato genital o urinario: esterilidad, menopausia, problemas menstruales, retenciones urinarias, cálculos renales, alteraciones de la mama…
  • Problemas hormonales: enfermedad de Hashimoto, hipertiroidismo o hipotiroidismo…
  • Problemas inmunológicos o respiratorios como: alergias, asma, bronquitis, tos, fatiga, dolor de garganta…

 

Tengas el problema que tengas, ¡ven a Postural Clínic y verás como nuestros profesionales en Reflexología Podal mejorarán tu salud y tus ánimos!

Postural Clínic BARCELONA C/Gran de St Andreu, 76-78, entlo.2 08030 Barcelona

Postural Clínic GRANOLLERS C/ Can Corts, 1-3, local 9 08420 Granollers